Chaco Paraguayo - Viaje 13

martes, 14 de agosto de 2007

Un paseo bajo la llovizna, mucho frío, árboles de colores... y cantos nuevos... nunca un viaje es igual al anterior, esta tierra que canta vida nos regala aun mucho más.

Chaco paraguayo

Arbustos espinosos típicos de la región seca... andar con cuidado es primordial, intentamos entrar con el vehículo pero sonaron los rayones a los costados y decidimos volver atrás.

En las ramas de un arbusto se movía inquieto un Pitiayumi - Parula pitiayumi , imaginen que apenas mide unos 9 cm y jugaba a las escondidas...
Un Cardenal - Paroaria coronata , de impresionante color iba como anfitrión.
Los troncos de la Chorisia insignis reproducen auténticas obras de arte, entramados de troncos que se funden en uno... ¿quien se atrevería a separarlos?
El insistente golpeteo por la rama de una chorisia nos hizo parar la caminata... un Carpintero lomo blanco - Campephilus leucopogon recorría con devoción el tronco... fotos aquí y allá, solo 2 salieron nítidas, que apuro tenia el ave...
Si hay algo que emociona... es ver a los Lapachos rosados - Tabebuia heptaphylla . En el tiempo de floración se puede observar sus copas rosadas en el monte, al transitar por la ruta Transchaco, desde Asunción hasta Rio Verde. Esta zona pertenece al Chaco húmedo y es parte del hábitat natural del Lapacho.
Aguilucho negro - Buteo albonotatus , estaba tan mojado como nosotros...
En ambos sexos el plumaje es casi todo negro excepto las últimas plumas debajo de las alas, tiene unas cortas patas amarillas y un pico amarillo con la punta negra, los ejemplares jóvenes poseen un color mas claro. Se alimenta de pichones de aves, pequeños mamíferos y pequeños reptiles.Habita en montes, campos abiertos y cerca de ríos y lagunas. Nidifica en los árboles altos, donde construye una plataforma fabricada con palos y juncos, la hembra coloca 2 huevos blancos.
Clematis denticulata, semillas pilosas muy largas que parecen mechones de pelo blanco.
Un precioso Insecto Palo no dejaba de mostrar sus habilidades. Proscopiidae de aprox. 100 mm.
Son un grupo especializado en el camuflaje (cripsis) con colores, formas y comportamientos extraordinarios que los confunden con la vegetación sobre la que habitan y de la que se alimentan. En general, los insectos palo, como su nombre alude, tienen forma de ramita, lo que les hace pasar desapercibidos para muchos depredadores.
Cuando más viejos son los ejemplares de esta especie, más oscura se vuelve su coloración, pasando de verde claro o un color marrón claro, casi crema, a un marrón muy oscuro. Los insectos palo no se alejan de su planta nutricia durante el día y esperan a que llegue a la noche para alimentarse. No obstante, no todas las noches les sirven para sus cortas correrías (de apenas dos metros de distancia). Sólo acostumbran a abandonar su refugio en las noches cálidas y sin viento.
El fuerte viento o la humedad ambiental elevada parece incomodar a los insectos palo. Solo se muestran activos bien entrada la noche, por lo que de día, por culpa de sus grandes dotes para el camuflaje nos será casi imposible ver a alguno de estos animales mimetizados entre el follaje de los arbustos, aunque lo tengamos delante de nuestros ojos.
Gavilán patas largas - Geranospiza caerulescens , me hizo correr por todo el campo para esta foto.
El Urundey - Astronium fraxinifolium vestido de otoño. Lo mas llamativo de este árbol es el cambio de colores de sus hojas. De verde a un amarillo - anaranjado y marrón, antes de caer todos en Julio - Agosto. El fruto es una semilla con 5 alitas que le permiten volar con el viento, ¿no es imponente?.
El Chaco no seria igual sin la presencia del Taguató - Buteo magnirostris juvenil, que posado en los arbustos y arboles no te saca los ojos de encima.
Triplaris gardneriana , tiene ramitas huecas que albergan hormigas, las flores masculinas (amarillo grisáceo) y femeninas (rosa pálido) están separadas y en arboles diferentes.
Mirá ese árbol de flores blancas!... y al acercarnos... se trataba de la Chorisia insignis exhibiendo sus frutos abiertos.
La Viudita Chaqueña - Knipolegus striaticeps , macho de aprox. 12 cm, un ave que no se avista con facilidad porque se camufla con su entorno y es propio del Chaco, un club de observadores de aves de la Argentina solicitó la utilización de esta foto para su base de datos.
Nos quedaríamos viendo como se esconde el sol, pero el frío nos deja sin aliento... mejor entremos.
Fuente:
"Una guia para las plantas leñosas del Chaco" . Verena Friesen.
www.wikipedia.com

1 comentario:

  1. Celso López Santacruz25 de agosto de 2007, 8:04

    Hola gente linda, ya los estabamos extrañando pero entendemos que el frio debe ser muy duro también por esos lugares, preciosas las fotos y las explicaciones para gente como nosotros que somos legos en la materia y esto nos cultiva, pero creo que es cuestión de equilibrio, ya que si todos sabemos lo mismo no habría nada que contar ni mostrar. Mil saludos de Paco y Nadia para uds. Buenos Aires, 25 de agosto de 2007.- Celso López Santacruz.

    ResponderEliminar