Lapacho eterno

lunes, 12 de agosto de 2013

Tiempo de flores en Paraguay, las fotos son de lugares donde paso mayor tiempo, el jardín de casa, Asunción y el Chaco, como leí en una poesía de Ayala.."Lapacho, también en mi alma la vida sembró su color", es imposible no sentir esperanza cuando nuestro país revive en cada floración del tajy.

Pitogue - Great Kiskadee

El valiente Pitogue - Pitangus sulphuratus , custodia el Tajy de casa que tiene mas de 30 años, durante mucho tiempo no pudimos disfrutar de su floración, porque podábamos el árbol, hasta que aprendimos que el lapacho necesita tener un periodo de 3 a 4 años sin poda para florecer, desde entonces, los árboles de lapacho no se tocan.

Los acordes de guitarra se unen a la alegría de las aves que visitan los árboles floridos.
La especie conocida comúnmente como Tajy hü -Tabebuia heptaphylla florece entre julio y setiembre.
En el techo, entre los canales de las tejas corren ríos de flores inmóviles.
Al ver la alfombra de flores, no pude resistir las ganas de acostarme en el suelo, el Havia korochire - Turdus amaurochalinus compartió amigablemente su espacio conmigo.
Si hay un ave que disfruta de los lapachos floridos es el Colibrí, desde temprano el aire se llena de alegres zumbidos y estelas de color verde esmeralda cuando el Mainumby - Chlorostilbon aureoventris reclama cada flor como propia.
Asunción es otra ciudad cuando el tajy corona sus calles, fue inevitable parar y fotografiar la belleza que reflejaba el espejo. Caballero casi Fulgencio R. Moreno.
El Guyraũ - Molothrus bonariensis es un ave que siempre vamos a ver cuando los lapachos florecen, su dulce canto adorna las ramas.
Hoja de lapacho morado o pyta, este árbol tiene las hojas grandes, de bordes no aserrados.
Mancha de luz al borde de un camino,
jalón del campo y corazón del viento,
árbol que tiene para sí el destino
de ser la primavera en todo tiempo.
Fragmento de la poesía Lapacho de José Luis Appleyard.
   
Al caer las flores, como sus pétalos son tan suaves, terminan incrustadas por las espinas y ramitas.
El cielo de zafiro combina majestuosamente con los ramos de flores del tajy.
La confiada Yeruti - Leptotila verreauxi almorzaba la comida de los perros entre las flores.
Chaco central pasaba por una sequía de mas de 6 meses, cuando los fuertes lapachos amarillos estallaron en color, es típico apreciar entre sus ramas a los nidos de horneros.
Asi como en la vida, hay un tiempo para el amor que arriesga, da todo y pinta el panorama de otro color, el Creador de todas las cosas en cada lapacho se derrama en flores, para que dejemos de mirar el suelo y elevemos la vista hacia las cosas que verdaderamente importan.
La estación de Lapachos en Paraguay, marca un nuevo tiempo, donde no solo las aves empiezan a dejar el nido estrenando alas, nosotros también despertamos a una esperanza viva.

2 comentarios:

  1. soy fanatica de los lapachos y esta foto esta bella, tengo un cuadro pintado con este enfoque

    ResponderEliminar