Valle de los colibríes

jueves, 11 de mayo de 2017

El samu´u se veía majestuoso desde el asfalto, el sol se derramaba sobre sus ramas convirtiendo al árbol en una antorcha de flores, no había otra opción que parar el viaje y disfrutar del regalo, a metros se escuchaba el inconfundible zumbido de los visitantes, como eran tantos llamamos al lugar... el valle de los colibríes.

Picaflor bronceado / Gilded Sapphire

Samu'u - Ceiba speciosa
Puede alcanzar de 6-12 metros, su tronco es en forma de botella generalmente ensancha en su tercio inferior, midiendo hasta 2 metros de circunferencia, que le sirve para almacenar agua en tiempos de sequía. Esta protegido por gruesos aguijones cónicos. En árboles jóvenes, el tronco es verde debido a su alto contenido en clorofila, capaz de realizar la fotosíntesis cuando faltan las hojas. Las flores son blancuzcas cremosas en el centro y rosa hacia la periferia de sus 5-pétalos, miden 10-15 centímetros de diámetro y su forma recuerda al hibiscus, su néctar es muy atractivo para los colibríes así como para las mariposas que la polinizan.

Picaflor tijereta - Eupetomena macroura
Mide entre 15 y 19 cm de longitud, casi la mitad de su extensión corresponde a la cola y pesa en promedio 9 gramos, Sus alas abiertas alcanzan cerca de 8 cm de largo más que los estándares para el picaflor. Existe abundancia de recursos en la mayoría de las regiones donde vive el colibrí de cola bifurcada. 
Su plumaje es verde brillante iridiscente, con su cabeza, parte superior del pecho y cola azules. De todas las familias de aves, los colibríes son quizás los más peculiares, son endémicos del continente americano. 
Busca alimento más frecuentemente en los niveles medios, pero aprovecha fuentes buenas de alimento de cualquier nivel, desde muy cerca del suelo hasta la cima de los árboles. Se alimenta principalmente del néctar de las flores, sobre todo de Fabaceae, por ejemplo Erythrina speciosa, Gesneriaceae, Malvaceae (especialmente Bombacoideae y Malvoideae), Myrtaceae, Rubiaceae y epífitas Bromeliaceae. No es muy especializado y también se ha registrado en flores de otras familias, tales como Asteraceae, como Stifftia chrysantha, o Caryocaraceae, como Caryocar brasiliense. También se alimenta de insectos capturados.
Este pequeño pájaro es capaz de hacer cosas que les ayudan a sobrevivir en tiempos difíciles. Cuando existe falta de alimento o refugio, son capaces de ralentizar su metabolismo, durante este periodo de hibernación su frecuencia cardiaca es de aproximadamente 1/15 de su velocidad normal, con el fin de tener todas las oportunidades para sobrevivir.
Picaflor bronceado - Hylocharis chrysura
Muy parecido al picaflor verde pero el macho es íntegramente verde bronceado. La hembra es más verdosa y con abdomen grisáceo. Pico igual al del picaflor verde, comportamiento semejante pero permanece más tiempo posado. Además de chirridos, lanzan fuertes silbos en sus peleas territoriales.
Por su belleza, actividad intensa y asociación con las flores, los colibríes fascinan a todos los que las conocen. La admiración por estas pequeñas y hermosas aves ha hecho que se publiquen abundantes obras sobre ellos. Así John Gould a mediados del siglo XIX (1861) produjo suntuosos volúmenes de láminas coloreadas a mano con la más completa representación visual de la familia como nunca antes se ha tenido. Robert Ridgway publicó en 1891 una monografía con una invaluable descripción de la estructura y comportamiento de estas aves. Crawford H. Greenewalt en 1960 recopila información de los colibríes y aporta nuevos conocimientos sobre el vuelo y la coloración. William Scheithauer profundizó más en comportamiento, vuelo y alimentación. Ambos investigadores incluyeron fotografías a colores.
Posee un canto agudo y prolongado parecido al de un insecto, que emite cuando está posado. El colibrí es la única ave que puede volar hacia atrás.
Estando mi padre en el hospital a pocas horas de partir a la eternidad, se escuchaba el chirrido de un colibrí que venia por agua muy cerca de una puerta que daba al exterior, la angustia era aliviada con cada insistente zumbido. Toda la creación cuenta de la gloria de su Creador y ese amor que nos desarma del dolor para llevarnos a lugares de paz.
Los colibríes son las aves de cuerpo más pequeño con un plumaje resplandeciente. En sus plumas aparecen conjugados todos lo colores del arco iris, en los matices más vivos que un artista puede imaginar.
Era la primera vez que veíamos con Esteban al picaflor tijereta, escondido entre las sombras de las flores, su belleza quedó oculta, con herramientas de edición tratamos de sacar a luz sus colores aunque sin mucho éxito. Esperamos con ansias la próxima floración del samu´u para ver el milagro de vida que le rodea.
Fuente:
http://www.naturalista.mx/taxa/5979-Hylocharis-chrysura
https://biota.wordpress.com/2008/08/17/la-vida-de-los-colibries/
http://datazone.birdlife.org/species/factsheet/Swallow-tailed-Hummingbird
http://www.colibripedia.com/anatomia-colibri/
https://es.wikipedia.org/wiki/Eupetomena_macroura

No hay comentarios:

Publicar un comentario